Ojacastro + San Asensio de los Cantos – La Rioja

Localizada a unos 3 kilómetros de Ezcaray, 14 kilómetros de santo Domingo y 57 kilómetros de Logroño. A unos 793 metros de altitud.

Se sabe que en la época romana tuvo asentamiento militar. Uno de los últimos lugar donde se hablaba Euskera hasta el siglo XIV.

El Rey Fernando IV de Castilla le concede un Fuero en 1213, para intentar repoblar la zona que rea frontera con el reino de Navarra, este fuero fue retirado en 1876 tras la Tercera Guerra Carlista.

La Iglesia de San Julián y Santa Basilisa

Fue construida en el siglo XVI sobre una románica, lo único que queda es una ventana al pie de la Torre y la pila bautismal, esta iglesia es corpulenta y sobria, de una sola nave con dos capillas laterales que forman una cruz Latina,

La Puerta de entrada es de estilo Plateresco con bajorrelieves, el retablo mayor Barroco  de Nogal está fechado en 1696.

Al lado de su muro esta la capilla de San Pedro donde están los escudos de la familia Ibarra, ahí están enterrados D. Pedro Cebrián de Ibarra (Prior Cardenal de Toledo) y su hermano Luis (oficial mayor de la Inquisición)

La picota.

Que se encuentra en la Plaza es la picota jurisdiccional que recuerda los ajusticiamientos que se produjeron y el Fuero.

Callejeando por el pueblo podemos ver ejemplos de la arquitectura rural, además es ideal para hacer senderismo y montañismo para principiantes por estar rodeado de una zona de montes suaves de entre 1200 y 1300 metros de altitud.

Muy cerca de OJacastro ya volviendo hacia Santo Domingo se encuentra San Asensio de los Cantos, donde podemos ver la Ermita de la Ascensión, no está en el mismo pueblo si no que está alejada unos metros conocimos de esta Ermita gracias a un amable señor que nos encontramos y que nos indico por donde llegar.

Construida entre los siglos XII y XIII, de estilo románico tardío, transición entre románico y gótico.

Lo que se puede contemplar es el ábside y un falso crucero que está cerrado con un muro de mampostería al que se añadió una puerta y dos ventanas.

El Ábside por el exterior tiene forma poligonal, con tres columnas adosadas, los capiteles y canecillos son sencillos y lisos sin decoración, las dos ventanas que están  en el tramo central tienen derrame hacia el interior.

Ya en el interior tiene forma redonda y se cubre con una bóveda de horno en el ábside y bóveda de cañón apuntado en el presbiterio, un arco fajón separa ambas cubiertas.

También destacar las pinturas que adornan el ábside pinturas al fresco realizadas al temple directamente sobre el muro, en el lado derecho la Epifanía y en el lado izquierdo la Santa Cena , en los derrames de las ventanas hay 4 abades benedictinos, los tonos utilizados son rojo, ocre, negro y gris.

La verdad es que mereció la pena ir y con la visita a esta ermita terminamos nuestra excursión.

¿Qué os ha parecido? ¿Lo Conocíais?

Nos vemos en el próximo destino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s