Tricio – La Rioja

Muy próximo a Nájera ( 2,6km) encontramos este municipio, que aunque pequeño guarda una gran sorpresa, que dejaremos para el final.

📍Localizado a unos 26,9 kilómetros de Logroño.

Este municipio es conocido por sus guisos de caracoles y cultivo de los famosos pimientos najeranos.

Hay muchas referencias que respalda el antiguo origen de Tricio, en 154 a.c Apiano Alejandrino nombra a los tríotios junto con otras tribus,las cuales se opusieron al dominio romano.

En el siglo III aparece como uno de los puntos de paso de la calzada que unía Zaragoza y Astorga.

Declarada como villa independiente por el rey Felipe IV en 1658, posteriormente perteneció al dominio de los duques de Nájera.

En octubre de 1833 el general Santos Ladrón de Cegama proclamó rey a Carlos V en Tricio, dando comienzo a la Primera guerra Carlista.

Pero que podemos ver en Tricio…..

En su casco urbano podemos encontrar dando un paseo casas blasonadas.

También nos encontramos con la Iglesia de San Miguel, del siglo XV de estilo gótico tardío y que alberga el mausoleo de Celedón Pardo y Agüero, y la imagen prerrománica de la Virgen de Arcos, del siglo XI. Además sobre el reloj de la iglesia hay un azulejo con el símbolo de la localidad: un Caracol, en honor a su plato típico.

Justo detrás de la iglesia, hay un mirador desde el que poder ver el valle del Najerilla.

Pero uno de sus mayores atractivos es la iglesia paleocristiana, localizada a las afueras del municipio junto al cementerio.

Santa María de Arcos, es uno de los monumentos religiosos más antiguos de La Rioja, fue mausoleo romano del siglo III, transformándose en basílica cristiana en el siglo V.

En él se han reutilizado elementos arquitectónicos procedentes de la
antigua ciudad romana de Tritium Megallum, Tricio la Grande, la cual comprendía los actuales pueblos de Tricio, Nájera y otros municipios cercanos.

Bajo su suelo se han descubierto enterramientos de tumbas
paleocristianas de los siglo y VI, algunos sarcófagos romanos del os
siglo I al III d.c. reutilizados y otros medievales, además de estelas
funerarias romanos y paleocristianas.

En su cabecera hay todavía restos de pinturas románicas del siglo XII,
repintadas sobre originales paleocristianas del siglo V.

Esta Basílica tiene planta longitudinal con tres naves y cabecera cuadrangular, las naves laterales separadas por arquerías que se apoyan en columnas corintias que están formadas por fragmentos de columnas romanas del siglo I.
Hacia el siglo XVIII el interior de esta Basílica fue cubierto con
yeserías barrocas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s